miércoles, 31 de julio de 2013

Estudio de Caso: Carlos

La escuela en dónde presto mi servicio como docente impartiendo la materia de inglés tiene por nombre “Josefa Ortiz de Domínguez”.

 El entorno social en el que está envuelto el plantel educativo es muy poco alentador, ya que por lo que varios de los maestros opinan respecto a la comunidad es en verdad poco inspirador, secundando estas ideas por parte de los maestros se podría decir que el entorno social de la escuela es problemático; los padres de familia asisten con poca frecuencia al plantel cuando les son requeridos alegando que no tienen tiempo, ya que los dos trabajan, otro problema con el plantel es que muchos padres de familia lo ven como escuela de paso ya que entran y salen los alumnos de grado en grado y en el peor de los casos un grupo de 15 niños (que ya es muy poca matricula) para el final del ciclo escolar termina con 11.

 El plantel educativo es amplio son dos edificios, un patio considerable, un campo de futbol, dos salones de apoyo, dos puestos de concreto para la venta a la hora del descanso, pero en el turno de la tarde solo se usa un edificio ya que solo hay un grupo por grado, respecto a la población es muy poca hay un aproximado de 108 alumnos en todo el plantel, 6 profesores de grupo, 1 profesor de inglés, 1psicologo, 2 profesores de apoyo y un profesor de Educación Física.  En este plantel educativo está “nuestro caso” que lleva por nombre: Luis Carlos, que cursó el primer grado contando con la edad de 7 años. 




La participación de Carlos dentro del aula de clases es intermitente, ya que depende mucho de cómo venga de actitud de su casa. Algunas veces Carlos es participativo (aclarando que no lo es mucho, pero si participa de manera moderada) y en otras ocasiones es como si no estuviera en  el salón de clases, pues molesta a sus compañeros o se pone a jugar el solo, ya sea con los colores o con el libro, en cuanto a su forma de expresarse es clara pero casi siempre no tiene que  ver con la materia.

Carlos rara vez participa ya que prefiere estar jugando  molestando a sus compañeros y de la única manera que he logrado de que lo haga es si al finalizar su participación dentro de la clase le doy permiso para ir al baño o a tomar agua. Rara vez contribuye con algún apunte de la clase o solo se limita  a escuchar y repetir lo que sus compañeros dicen, aún y cuando esté a un lado de él explicándole los conceptos manejados en ese instante no es capaz de relacionarlos con la actividad que se está llevando a cabo, es muy desordenado y sucio ya sea en su aseo personal como en el cuidado de sus útiles escolares, cuando toma apuntes no sabe lo que está escribiendo es como si solo se limitara a copiar para que no le llame la atención. Como ya lo mencione antes solo pone atención a la clase si como “recompensa” se le deja ir a tomar agua o al baño ya que de otra forma tiene participación nula en la clase. “En otros casos no existe tal concepto previo y en su lugar puede surgir un planteamiento de problema, que anticipa también la estructura a construir” (Aebli, 1998 Pág. 2).

Según la ficha de entrevista a la familia aplicada por el psicólogo del plantel,  se puede determinar que Carlos creció en una familia disfuncional, sus padres se separaron y viven en condiciones muy precarias al grado de que llegaron a pepenar para poder sobrevivir. En la actualidad su padre se “junto” con una señora que vive cerca del plantel educativo, pero todas las secuelas que dejaron en Carlos han sido muy marcadas, en varias ocasiones he visto como saca del bote de la basura comida para ingerirla, no sé si no le den lonche o dinero para comprar o ya sea una costumbre que adquirió por su historial como “pepenador” en lo académico, me atrajo que no su comportamiento no solo es en mi clase, sino en las demás también incluso con en la de Educación Física.

Lo que he estado trabajando con él es “marca personal”, trato de estar con él la mayoría del tiempo para que no se distraiga y haga o intente hacer los trabajos, lo pongo participar más para que se le haga el hábito de estar frente a sus compañeros en una forma ordenada, debo de decir que al principio no me dio muy buenos resultados ya que la negatividad que tiene él hacia la materia no me dejaba ver un plano alentador, pero a base de insistir y ganarme su confianza ha ido avanzando poco a poco al grado de quedarse en su lugar sin estar molestando a sus compañeros.

Él trabaja de manera un poco más lenta ya que no va al parejo de sus compañeros, casi no lee y en cuanto a la escritura necesita ver en varias ocasiones la palabra para poder completarla. Lamentablemente como lo mencioné antes los padres de familia no son un buen apoyo, aunque se les esté actualizando en los avances o retrocesos que tiene su hijo, esto se da a conocer ya sea en las entregas de calificaciones o con los maestros de apoyo ya que en este caso tiene mucho contacto con Carlos, pero es poca su participación al respecto.

 Lo que me deja con un buen sabor de boca es que el alumno ha progresado de manera considerable respecto a su actitud dentro del aula, ya sea para con sus compañeros o respecto a la asignación. Después de todo ha sido un gran reto para mí el estar conviviendo con él, pues para empezar su problemática personal es mayor que la escolar solo es cuestión de ganarse la confianza y hacerle ver que en el salón de clases tiene que participar y socializar de manera sana con sus compañeros. “Ahí tenemos un primer desafío, en el sentido de que este currículo demanda un tipo de maestro que hoy no estamos formando cabalmente” (Fuentes, 1999 Pág. 2).
En la forma de trabajar con Carlos he estado utilizando el libro para la materia, el cuaderno escolar, un libro de apoyo más pequeño que se enfoca primordialmente a aprender a base de juegos, canciones y colorear. Al comenzar el ciclo escolar él alumno no sabía leer  y escribía de manera muy escueta o confundía las letras, tomando en cuenta de que es un niño de 7 años, no siendo repetidor, al concluir el ciclo Carlos ya comienza a leer e incluso su manera de escribir a mejorado considerablemente.
 En lo que respecta a la materia de Inglés Carlos ha tenido un proceso de apertura muy variado ya que al principio se negaba a poner atención, escribir e incluso no tenía la más mínima intención de aprender el idioma pero al finalizar el curso me doy cuenta que lo ha llevado con calma no al grado de gustarle completamente la materia pero si al grado de hacer trabajos, relacionarse con sus compañeros. Lo que antes era un desagrado por la asignatura que lo llevaba a molestar a sus compañeros y  no prestar atención se ha convertido en  estar sentado aunque no preste atención en su totalidad pero su actitud es diferente. Lo anterior lo asocio con lo que Rius menciona. “Es absolutamente necesario que seamos capaces de leer y entender” (Rius, 1996 Pág. 3).
En el aspecto social Carlos ha ido avanzando de manera muy satisfactoria ya que se desenvuelve más con sus compañeros, va en un proceso de dejar de ser ese niño que le tienen miedo o que molesta a los demás por un niño un poco más extrovertido y alegre que se lleva bien con la mayoría de sus compañeros. No voy a decir que Carlos es un niño que sea compatible con el conocimiento pero si va encausado a que adquiera los conocimientos necesario para que le vaya bien en la materia o se sepa relacionar en el entorno social que lo rodea, lamentablemente él tiene un concepto muy diferente de escuela a lo que es en realidad pues Carlos considera que va a la escuela a distraerse de sus problemas, a jugar y en algunas ocasiones a distraerse solamente, afortunadamente su actitud respecto a la asignatura y a mi persona han ido en aumento, la razón creo es que me lo he ido ganando poco a poco y él pudo ver que soy una persona en la cual él puede confiar. “Los contenidos a enseñar comprenden todos los saberes que los alumnos deben alcanzar en cada etapa escolar” (Gvirtz, 1998 Pág. 3).
Todo lo que tengo que tomar en cuenta para calificar a un alumno, ya sea desde su comportamiento dentro de la escuela como fuera de ella, tener en cuenta todo su historial personal que en la mayoría de los casos si no es que en todos es la causa principal del comportamiento de ellos ya que en esa edad todo le afecta a grandes dimensiones para bien o para mal, es estar entrevistando a los profesores que conviven a diario con él, sus compañeros de clases o sus padres me deja ver una perspectiva más allá de Carlos que conocía.
 A decir verdad los textos han sido muy provechosos pues antes no consideraba todos los factores mencionados para tener un criterio más amplio acerca del alumno, la mayor área de oportunidad en que tengo que trabajar es respecto al acercamiento que tengo que tener con el alumno, saber cómo piensa, que pasa por su mente, si está bien físicamente, mentalmente, todo aquello que lo pueda estar incomodando que impide que se sienta a gusto en el aula de clases para que solo se dedique a adquirir los conocimientos que el voy a transmitir dentro del aula.
 Me he dado cuenta mucho tiene que ver el contexto social en el que está envuelto el alumno, pues de ello depende su modo de pensar, su actitud hacia la vida escolar, lo que aspira en la vida o lo que el necesita para ser una persona que le pueda servir a la sociedad.




Participantes
Dalia González Villarreal
Liliana YazmÍn Vigil Botello
Yaneth Castillo Treviño
Octavio Galindo Errasquin
Daniel Alberto Palacios Martínez


No hay comentarios.:

Publicar un comentario